Volver
16 de noviembre de 2018

AEVERSU SE SUMA A LA SEMANA EUROPEA DE LA PREVENCIÓN DE RESIDUOS 2018

En este marco, las empresas adscritas a esta organización llevarán a cabo distintas acciones, orientadas hacia el consumo responsable y la menor generación de residuos

La Asociación Española de Empresas de Valorización Energética (AEVERSU) se ha sumado, una vez más, a la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2018. Así, entre los días 17 y 25 de noviembre, las entidades adscritas a esta organización (10 en España y 1 en Andorra) llevarán a cabo distintas acciones con el fin de promover la prevención como primer eslabón para avanzar hacia una gestión más sostenible de los residuos.

Las actividades se orientarán fundamentalmente hacia el consumo responsable y la menor generación de desechos, contribuyendo de esta forma a reducir las malas prácticas de usar y tirar, propias de una modelo lineal, y a avanzar hacia un modelo circular.

Entre las actividades previstas, se encuentran la proyección de films medioambientales orientados a escolares, la participación en seminarios sobre economía circular y jornadas formativas sobre la gestión de residuos peligrosos, la edición de manuales específicos de buenas prácticas y un recetario para reducir el desperdicio alimentario, así como la difusión de vídeos infantiles sobre las cuatro erres (Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar Energéticamente la parte no reciclable).

En este sentido, y a través de todas las acciones desplegadas, se recordará al público objetivo la importancia de aprovechar al máximo los productos a través de la reutilización y de participar activamente en el sistema de recogida selectiva para promover el reciclaje de las distintas tipologías de residuos, sometiendo la fracción no reciclable a un proceso de valorización energética; un sistema con el que se aprovecha, de una forma limpia y respetuosa con el entorno, la energía contenida en los residuos para su conversión en calor y electricidad. De esta manera, se propicia una menor dependencia de los combustibles fósiles y se evita el uso del vertedero, la opción menos deseable por su negativo impacto sobre el medio ambiente y la salud pública.