Volver
9 de febrero de 2018

BARCELONA ENERGÍA, LA COMERCIALIZADORA PÚBLICA DE ENERGÍA ELÉCTRICA, EMPIEZA A OPERAR EN EL MERCADO ELÉCTRICO

Desde el día 1 de febrero gestiona 45 MW de generación pública de energía que equivale a unos 200.000 MWh eléctricos de energía verde y local.

Barcelona Energía, la comercializadora pública de energía eléctrica, ha iniciado desde el pasado 1 de febrero la actividad de representación de instalaciones de generación en el mercado eléctrico gestionando la energía que estas producen. Desde el día 1 de diciembre de 2017, la empresa pública ya superó todos los trámites legales para poder operar al mercado eléctrico y como tal, aparece en el listado de comercializadores de energía eléctrica de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), regulador del mercado eléctrico español.

El inicio de la actividad de representación supone actuar como agente del mercado eléctrico de las plantas que actualmente gestiona y explota: 41 plantas fotovoltaicas instaladas en edificios del Ayuntamiento de Barcelona, la planta de valorización energética de Sant Adrià del Besòs, y la planta de aprovechamiento energético del biogás del vertedero del Garraf.

El conjunto de estas instalaciones suma una potencia instalada de 45 MW y exportan en la red aproximadamente 200.000 MWh eléctricos de energía verde, de proximidad y ligada a la economía circular (que equivaldría al consumo aproximado anual de unas 87.000 familias).

En una segunda fase, a partir del próximo mes de julio, está previsto que la comercializadora pública suministre la energía eléctrica a edificios y equipamientos municipales de la ciudad de Barcelona; y posteriormente se ofrecerá este servicio a la ciudadanía.

El regidor de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, destaca la importancia de recuperar la gestión pública de la energía, “porque en un servicio básico como este no pueden primar los intereses de unos cuántos por encima del interés general. De hecho, es uno de los sectores donde la soberanía tiene un papel capital”. Según ha declarado Badía: “Nos estamos dotando de herramientas para aumentar el liderazgo público, para independizarnos del oligopolio eléctrico; para desarrollar un papel activo en el mercado energético; para ser más verdes y llenar la ciudad de energías renovables; para ser más eficiente, con el máximo posible producido localmente, para facilitar el autoconsumo, para garantizar el derecho energético y hacer partícipes a la ciudadanía y que esta tenga un papel activo”.

La comercializadora pública de energía eléctrica, gestionada por TERSA, es una prioridad del Gobierno Municipal como instrumento de promoción y estímulo de la generación energética local y renovable tanto a nivel de equipamientos municipales como también para la ciudadanía.

Esta iniciativa se enmarca en el conjunto de medidas para la transición energética impulsadas por el Ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de dar a conocer los beneficios ambientales, sociales y económicos que supone la generación energética con fuentes renovables, así como hacer un consumo racional de la energía.

Fuente: Ayuntamiento de Barcelona

Más información:  http://energia.barcelona/