Volver
13 de diciembre de 2017

EL COMITÉ EUROPEO DE LAS REGIONES RESPALDA LA VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE LOS RESIDUOS NO RECICLABLES

La concibe igualmente como una interesante herramienta para hacer frente a la pobreza energética, pudiendo cumplir un interesante papel en la economía circular

El pasado 30 de noviembre, el pleno del Comité de las Regiones se posicionó a favor de la valorización energética, ensalzando el papel que ésta puede desempeñar en la economía circular al dar un tratamiento eficiente a los residuos no reciclables y transformarlos en energía, un recurso de alto valor.

En este marco, también se mostró a favor de poner fin a los vertederos, así como a las plantas de incineración que no cumplan con los estándares de calidad y eficiencia, y dar debido cumplimiento al principio rector de la gestión sostenible de los residuos, respetando la jerarquía establecida y que da comienzo con la prevención y la reducción, continúa con la preparación para la reutilización, el reciclaje, la valorización, incluida la energética, y concluye con el vertido, la opción menos deseable dado su negativo impacto para el medio ambiente y la salud pública.

Asimismo, los líderes locales reiteran la necesidad de crear mercados estables para productos y materiales basados en materias primas secundarias, manifestando igualmente que “convertir residuos en energía puede evitar el uso de vertederos y contribuir a la oferta energética”, representando una interesante herramienta para hacer frente a la pobreza energética.

En este sentido, Kata Tuttö, concejala de Budapest, abundó en que los tratamientos modernos permiten transformar los residuos en electricidad, calor o biogás, e insistió en que la peor alternativa es el vertido.

El dictamen también pone de relieve la responsabilidad que las autoridades locales y regionales tienen en la correcta gestión de los residuos, desempeñando un cometido importante para alcanzar los objetivos europeos y dar forma a los requisitos contemplados en el paquete de economía circular, que apuesta por el máximo aprovechamiento de los productos y la transformación de los desechos en recursos.

Por su parte, los miembros del Comité de las Regiones se mostraron a favor del traslado de residuos entre los Estados miembros a fin de transformarlos en energía, siempre que con ello se evite o reduzca el uso de vertederos y ayude a rentabilizar y sacar el máximo provecho de las instalaciones de valorización energética.

Fuente: RETEMA