Volver
6 de septiembre de 2019

SEMESA instala un sistema de detección y extinción de chispas en la planta de voluminosos y madera

La tecnología permitirá minimizar el riesgo de incendio

SEMESA ha dotado la planta de voluminosos y madera, situada en el Centro de Tratamiento de Residuos Municipales de Gavà-Viladecans, de un sistema de detección y extinción de chispas con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de conato de incendio, y evitar así posibles paradas de producción o accidentes.

Debido a la naturaleza del residuo tratado en planta, que tiene trazas de metal, se pueden generar chispas eléctricas en diferentes puntos del proceso. La nueva tecnología consta de detectores que localizan el haz de luz que genera una chispa y, mediante unos rociadores, la extinguen unos metros más adelante, evitando así el conato de incendio.

En consonancia con nuestro compromiso con la innovación, Grupo TERSA apuesta por la incorporación de nuevas tecnologías para una mejora continua de los procesos e instalaciones.