Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la navegación en la página web en base a un interés legítimo. No obstante, puede cambiar su configuración u obtener más información acerca de este tratamiento aquí Aceptar

Valorización
de residuos

 

Valorización energética

 

La valorización energética es un proceso que minimiza el volumen de residuos mediante su combustión y que aprovecha la energía que genera este proceso para producir vapor y electricidad.

La electricidad generada en la Planta de Valorización Energética se destina al autoconsumo de la propia instalación en un 12%, y el resto, un 88% se vende a la red eléctrica.

 

Los residuos que se valorizan en la planta también permiten suministrar vapor a la red urbana de calor y frío del Fórum y del distrito 22@, dando de este modo servicio a las empresas y a los ciudadanos de esta zona de Barcelona.

TERSA es la empresa encargada de gestionar la actividad de aprovechamiento y de transformación en energía de la Planta de Valorización Energética.

Más de 100 edificios de la zona del Fórum y del 22@ están conectados a la red urbana de calor y frío.

 

Instalación

 

La Planta Integral de Valorización de Residuos (PIVR) de Sant Adrià de Besòs integra dos plantas: la Planta de Valorización Energética (PVE), gestionada por TERSA, y la planta de Tratamiento Mecánico-Biológico, gestionada por la sociedad Ecoparc del Mediterráneo.

La Planta de Valorización Energética de Sant Adrià de Besòs es una instalación en la que se realiza un proceso de combustión controlada de la fracción rechazo procedentes de las plantas de tratamiento mecánico-biológico; y que, por lo tanto, se consideran una fracción ya no reciclable. De esta manera, se reduce de forma considerable el volumen de los residuos y se aprovecha su poder calorífico para generar electricidad.

Los materiales resultantes de este proceso son las escorias y las cenizas. Las escorias son materiales valorizables que se aprovechan, por ejemplo, para la producción de hormigón ecológico, y las cenizas se someten a una disposición controlada.

La Planta de Valorización Energética dispone de la última tecnología disponible para el correcto control y vigilancia de la seguridad ambiental y de la salud. La instalación cuenta con un sistema de medición en continuo: los datos son monitorizados en la sala de control y supervisados por la Dirección General de Calidad Ambiental (DGCA).

Con este sistema se controla en todo momento que los límites de emisiones sean siempre inferiores a los establecidos por la legislación vigente.

 

Red urbana de calor y frío

 

Los residuos valorizados en la Planta de Valorización Energética permiten suministrar, a través de la empresa Districlima, toneladas de vapor a la red urbana de calor y frío del Fórum y del distrito 22@.

La red urbana de calor y frío es un sistema que genera energía térmica (frío y/o calor) en una planta de producción centralizada, que se distribuye mediante un sistema de red a los usuarios conectados a este sistema.

Se utilizan fuentes de energía residuales (residuos municipales) con equipos de alto rendimiento energético, minimizando de este modo el consumo de energías primarias de origen fósil.

 

 

Resolviendo dudas sobre la valorización energética

La valorización energética es la conversión de aquellos residuos que no pueden ser reciclados en energía, ya sea en forma de electricidad, vapor o agua caliente para uso doméstico o industrial.

 

La valorización energética es una actividad que complementa al reciclaje. De hecho, los países que más reciclan, son también los que más convierten los residuos en energía alcanzando cotas de vertido inferiores al 3%. De esta forma, la valorización energética ayuda a conseguir el objetivo de la Unión Europea de reducir el número de residuos depositados en vertederos.

Una vez que se ha extraído el valor energético de los residuos, queda una ínfima parte de subproductos sólidos como las escorias y cenizas. Por ejemplo, las primeras pueden ser reutilizadas como material árido en las obras y como chatarra en empresas siderúrgicas. Como cualquier residuo, ambas son susceptibles de ser sometidas a un tratamiento de reutilización, recuperación, valorización o eliminación.

Las normas de la Unión Europea son implementadas por las plantas de valorización energética siguiendo las máximas garantías de seguridad y se ajustan a estrictos controles para no dañar ni al medio ambiente ni a los ciudadanos, gracias a tecnologías industriales de última generación.

Consulta en el siguiente enlace los últimos estudios científicos que constatan el bajo impacto de la actividad de la Planta de Valorización Energética de Sant Adrià de Besòs sobre el medio ambiente y la salud:

De acuerdo con la legislación de la UE la fracción biodegradable de los residuos municipales e industriales se considera biomasa y, por consiguiente, una fuente de energía renovable. La energía producida en plantas de valorización energética es aproximadamente un 50% renovable.

La tecnología de valorización energética es una de las opciones de energía alternativa más robustas y eficaces para reducir las emisiones de CO2 y para ahorrar recursos limitados de combustibles fósiles utilizados por las plantas energéticas tradicionales.

Fuentes de información

Datos de interés

 

351.308

toneladas de residuos valorizados

194.742

MWh de energía eléctrica generada

125.148

toneladas de vapor suministradas a la red urbana de frío y calor

*Datos correspondientes al año 2019

 

Galería de imágenes